¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Publicaciones y Prensa

Alergia en la piel: pruebas epicutáneas

El Martes, 21 Mayo 2019. Enviado a Noticias

El diagnóstico de alergia en la piel: dermatitis alergica



Las pruebas epicutaneas o de parche, consisten en la aplicación sobre la piel de parches impregnados con diferentes productos químicos a los que deseamos saber si es el paciente es alérgico.
Las pruebas epicutáneas o de parche (patch test) son un procedimiento estandarizado de provocación cutánea destinada a demostrar que las lesiones que padece un paciente, están provocadas por el contacto directo sobre la piel de alguna sustancia, lo que llamamos dermatitis alérgica de contacto.

Están indicadas para diagnosticar dermatitis de contacto alérgicas, mediadas por un mecanismo de hipersensibilidad tipo IV o retardadas.

Consisten en la aplicación de unos parches en la espalda que contienen cantidades estandarizadas de alérgenos, que son sustancias responsables de la aparición de las reacciones de alergia. El objetivo es reproducir la reacción de forma limitada local y temporalmente con los productos que se sospecha que producen la dermatitis.

Se utiliza baterías de contactantes, como la batería estándar de GEIDAC (Grupo Español de Investigación en Dermatitis de Contacto y Alergia Cutánea) en la que están las principales sustancias que producen dermatitis de contacto.

En algunos casos, según la sospecha del causante de la reacción cutánea, se pueden estudiar otras baterías específicas que recogen sustancias de grupos específicos como cosméticos, perfumes, tintes, metales, gomas, baterías dentales, peluquería, panaderos, calzado etc. o productos del propio paciente. Si hay algún producto que el paciente utiliza y cree que puede ser el responsable de la reacción cutánea, es importante que lo aporte para conocer la composición (jabones, cremas hidratantes, maquillajes etc.) y poderlo testar. También es interesante tener una fotografía de los componentes.



PROCEDIMIENTO


Estas pruebas requieren tres visitas, habitualmente lunes, miércoles y viernes porque hay que hacer la lectura pasadas 48 y 96 horas de la colocación del parche.
  • El primer día, lunes, se colocan los parches con los alérgenos correspondientes sobre la piel de la espalda y lo cubrimos con esparadrapo. Deberán permanecer pegadas sobre la piel durante 48h.
  • A las 48 horas, el miércoles, vendrá de nuevo a la consulta, se retiran los parches y se marcará con un rotulador la localización de los distintos alérgenos aplicados. Hay que asegurarse de que estas marcas no se borran con el trascurso de las horas, por lo que puede ser necesario tenerlas que repasar en el domicilio.
  • Finalmente, el viernes se hace la lectura de los resultados y se valora si ha salido alguna reacción positiva en la zona de contacto con el parche. Durante todos estos días la piel debe permanecer seca por lo que no podrá ducharse ni mojar la espalda.
Si hay alguna reacción positiva, se evidencia la aparición de enrojecimiento (eritema) o incluso vesículas y ampollas en la zona de contacto con el alérgeno.


RECOMENDACIONES PARA LA REALIZACIÓN DE LA PRUEBA.


1. Durante toda esta semana no se puede mojar la espalda. Deberá evitar el calor, la sudoración y el ejercicio físico. 
2. No debe tomar corticoides orales (al menos 15 días antes) ni otro tipo de tratamiento inmunomodulador.
3. No debe aplicar corticoides tópicos en la zona de realización de las pruebas (espalda).

Comparte este contenido

Bookmark and Share